ECOBOTELLAS

Cómo preparar tu propia agua saborizada

Ya has dado el primer paso para llevar una vida más sana y más hidradata: Ya tienes en casa tu Ecobotella sin bisfenol. Ahora toca llenarla.

Nuestras botellas admiten todo tipo de líquidos, fríos o calientes, aunque el mayor uso que siempre le damos es llenarla de agua. ¿Qué tal si le damos un poco de color al asunto y la llenamos de aguas saborizadas?

Quizás te aburre beber mucha agua, o no te gusta en exceso (¡nunca es un exceso!). Por ello, puede ser una buena alternativa darles un poquito de color, y de sabor. Son una alternativa absolutamente sana, baja en calorías y sin gas a las refrescos, por ejemplo.

¿En qué consiste un agua saborizada? Generalmente tienen fruta, verduras o hierbas, azúcar y agua fría. Con estos tres elementos puedes hacer tu propia agua saborizada en casa.

Para ello, lo primero, es elegir el ingrediente principal. Las frutas más populares para saborizar agua son la ciruela, la manzana, pera, naranja, lima, limón o la mandarina. En el caso de la verduda, el rey es e lpeino, y las hierbas preferidas son la menta, melisa, perejil alhabaca, tomillo o estragón. También se pueden usar especias, y en este campo arrasa el jengible, canela, pimienta rosa y anís estrellado. Básicamente, déjate llevar por tus gustos... ¡Y combina de forma original!

Eso sí, la frita, y la verduda, debe estar cortada en láminas muy finas, y debes tener en cuenta que necesitarás unas 12 horas para que la bebida se prepare, por lo que es un buen consejo que las prepares por la noche, y las dejes enfrías en la nevera. Al día siguiente estará lista.


Usamos cookies de terceros para mejorar la experiencia de navegación, y obtener estadísticas anónimas. Si continúa navegando consideramos que acepta el uso de cookies. OK Más información